Un minuto en el paro

Hoy proponemos como plato un blog sensacional, se llama Martes de cuento y si eres de los que aman esas pequeñas historias no te lo puedes perder.

Y como entrante un cuento especial para todos aquellos que pedimos algún minutito más en la mañana.

Bon appètit.

Martes de cuento

sleeping_in_by_pascalcampion-d4whgqu Ilustración: Pascal Campion

Érase una vez un Minutito que buscaba trabajo.

Las Grandes Horas del día no tenían vacantes. Cada una de ellas tenía sus sesenta minutos cubiertos.

Todas estaban al sesenta por sesenta de ocupación.

Pero el Minutito no se desmoralizaba. Al contrario, no se cansaba de insistir, pues tenía que mantener a sus sesenta segundos.

Así que llamó a la puerta de la Una del mediodía:

-Perdone, busco trabajo. Tengo sesenta segundos que mantener. Aquí le traigo mi currículum.

-¿Currículum en papel? ¿Acaso no avanza? ¡Es usted un tiempo perdido! -dijo la Hora con voz seca y áspera- ¡Váyase con sus sesenta segundos a otra parte! ¡No me gusta perder el tiempo! ¡El tiempo es oro!

El Minutito, entonces, llevó su currículum a las Seis de la Tarde.

-Perdone, ¿tendría usted un minuto para atenderme? Busco trabajo.

-¡No, Míster! -dijo la Hora- No puedo atenderlo, todos mis minutos…

Ver la entrada original 226 palabras más

Anuncios

4 comentarios en “Un minuto en el paro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s