Tarta Sacher

Sachertorte à la Sacher

En 1832, el príncipe austriaco Clemens Lothar Wensel Metternich, que disfrutaba de probar nuevos platos, ordenó a su cocinero de la corte que creara un postre especial para una recepción. Ese día el chef estaba enfermo y el equipo de cocineros en la cocina no tenía idea de qué preparar. Así que un aprendiz de cocinero, de 16 años de edad, llamado Franz Sacher se remangó la camisa y se puso manos a la masa, con los ingredientes que tenía disponibles, creando uno de los pasteles más famosos del mundo.

En 1876, el hijo de Franz, Eduard Sacher, abrió un gran hotel llamado el Hotel Sacher, llegandose a convertir en uno de los hoteles más importantes de Europa, donde la aristocracia y los diplomáticos se reunirían. Tras la muerte de Eduard su viuda, Anna Sacher, lo convertiría en uno de los mejores hoteles en el mundo.

Por alguna razón desconocida, suponemos que económica, el nieto de Franz Sacher, Franz Sacher Jr., vendería en 1965 su receta original a la cafetería Demel, un café de lujo en la calle Kohlmarkt, iniciando una rivalidad con el hotel. Ambos se disputarían el titulo de creadores de la Sachertorte “original“. Café y Hotel participaron en un juicio que se prolongó durante años. Finalmente el Hotel ganó el litigio, dándoles el derecho al titulo “Original Sacher Torte“. En tanto Demel tuvo que conformarse con el nombre de “Original Eduard Sacher Torte“. La principal diferencia entre las dos recetas es que en el caso de Sacher, la capa de mermelada de albaricoque está entre las dos capas de bizcocho de chocolate, mientras que en la versión de Demel la mermelada está en la parte superior de la tarta, bajo la cobertura de chocolate.

Una vez finalizado el litigio, los adversarios se fueron a tomar un trozo de pastel de manzana.

150px-Franz_Sacher

Ingredientes para el pastel (25 cm aprox.):

  • 150 gr de chocolate negro troceado.
  • 140 gr de mantequilla ablandada
  • 100 gr de azúcar blanquilla
  • 100 gr de azúcar glas
  • 5 huevos grandes, separadas las yemas de las claras
  • 140 gr de maicena
  • 200 g de mermelada de albaricoque (para rellenar la tarta)

SAMSUNG CAMERA PICTURES

En un bol ponemos el azúcar glas y añadimos de poco en poco las yemas de huevo y seguimos batiendo hasta que la mezcla esté espesa y cremosa.

Aparte, ponemos a derretir el chocolate al baño maría, sin que el agua hierva, que esté caliente pero evitando que el chocolate tome una temperatura mayor a 60º. Cuando esté completamente derretido apartamos del fuego, añadimos la mantequilla en trozos, removemos bien y dejamos templar.

Batimos las claras de huevo a punto de nieve, espolvoreando el azúcar de poco en poco, hasta que la masa sea dura y brillante. Y reservamos.

Entonces, agregamos el chocolate derretido pero templado a la mezcla de azúcar-yemas. E incorporamos la maicena tamizada, de poco en poco, mezclando bien.

Por último, añadimos las claras batidas con cuidado, realizando movimientos envolventes para no bajarlas.

Hay que engrasar el molde con mantequilla y enharinarlo.

Vertemos en el molde la masa y horneamos a 165º unos 35-40 minutos (pincharemos con un palillo para comprobar que sale limpio antes de sacarlo del horno). Al sacarlo del horno lo dejamos en el propio molde un poco y después lo pasamos a una rejilla para que termine de enfriar.

Una vez templado, cortamos el pastel por la mitad horizontalmente con un cuchillo afilado, y separamos las 2 mitades (nos ayudaremos de una espátula ancha y plana y un plato para que no se rompa el bizcocho).

Calentamos la mermelada y la revolvemos hasta que esté suave, extendiéndola en la tarta, y colocamos la mitad superior sobre la inferior nuevamente. Extendemos mermelada también por la parte de arriba del pastel y dejamos que seque un poco.

Y preparamos el glaseado.

Ingredientes para la cobertura con glaseado de chocolate:

  • 150 gr de azúcar
  • 150 ml agua
  • 300 gr de chocolate negro troceado.

Ponemos en un cazo el agua y el azúcar a hervir unos 5 minutos, hasta que haga burbujas. Apartamos el almíbar del fuego y dejamos que se enfríe ligeramente.

Fundimos el chocolate al baño maría y, revolviendo, agregamos poco a poco el almíbar. Verter rápidamente el glaseado ligeramente caliente sobre la torta, que habremos colocado en una rejilla, y levantándola un poco la dejamos caer con un golpe seco para que la capa de chocolate quede perfecta.

Dejamos enfriar (si se puede esperar).

SAMSUNG CAMERA PICTURESSAMSUNG CAMERA PICTURES

Fuente:

http://es.wikipedia.org/wiki/Tarta_Sacher

http://www.wien.info/en

http://whatscookingamerica.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s